Jump menu

Main content |  back to top

Respete siempre el tiempo. Si se pronostica nieve, asegúrese de tener suficiente carburante, y si puede, una pala y unas mantas en el baúl de su vehículo. Es probable que no los necesite, pero junto con un termo y un grueso abrigo, pueden hacer su día a un poco más cálido.

Un teléfono móvil y la pertenencia a un servicio de asistencia en la ruta lo podrían ayudar en condiciones de mal tiempo.

El método de conducción en la nieve es como si estuviera tratando de caminar sobre huevos sin romperlos. Mantenga la vista en la superficie de la carretera y  permanezca en el carril de la izquierda, ya que con el paso del trafico tiende a limpiarse la superficie. Como regla general, descienda  su velocidad y permita una mayor distancia de frenado cuando las condiciones meteorológicas comienzan a  deteriorarse.

Cualquiera que haya estado en el extremo equivocado de un deslizamiento sabe lo terrible que puede ser - para los conductores, pasajeros y demás usuarios.

Incluso en un buen día, cuando la superficie de la carretera parece normal, el hielo puede permanecer donde hay sombra. El hielo negro es particularmente difícil, cuando ocurre en baches. Nuestro consejo es que maneje con mucha cautela cuando la temperatura es lo suficientemente baja como para que el hielo negro se convierta en un riesgo.

Distancia de frenado:

Tiene que estar seguro de la distancia que necesita para frenar . La pregunta que debemos hacernos es la siguiente: ruta seca, húmeda, con hielo o cualquier otra situación, tiene en claro la distancia que se necesita para frenar?

Cuando las carreteras están resbaladizas, utilice todos los controles - frenos, el acelerador, la dirección, y el embrague - suavemente y con cuidado para evitar patinar.

Todos hemos sido engañados por los "desencadenantes de velocidad" - las cosas que nos hacen más propensos a acelerar y superar el límite, sin siquiera darnos cuenta. Esto podría ser: mantener el ritmo de  otros conductores, o sentirnos estresados por un conductor que se encuentra muy cerca detrás nuestro. La tentación de adelantar a otro vehículo puede también hacernos ir por encima del límite, esos momentos en que estamos pensando "debo hacerlo? '- No, no debería.

Distracciones tales como escuchar música a un alto volumen a menudo resultan en exceso de velocidad, al igual que algo tan simple como ir cuesta abajo.

Aprender a reconocer su propio "desencadenante de velocidad", será más fácil para evitar ser empujados a superar los límites de velocidad.

2- Segunda regla

Mantener una distancia segura con el  vehículo que circula delante también ayudará a reducir sus niveles de estrés durante la conducción. Utilice la regla de 2 segundos: dejar al menos un espacio de dos segundos entre usted y el vehículo de adelante. Deje el doble de esta distancia en carreteras mojadas y aumente aún más en las carreteras heladas.
 

Muchas personas culpan a las malas condiciones de la rutas por los deslizamientos, pero ese no es siempre el caso. Un deslizamiento es generalmente el resultado de las acciones de un conductor. Si alguna vez ha estado en un deslizamiento es probable que recuerde que estaba cambiando la velocidad, la dirección o los dos, justo antes de comenzar el arrastre.

Su vehículo se deslizará cuando uno o más de los neumáticos pierdan adherencia normal en la carretera. El uso de los frenos, el acelerador y la dirección pueden causar un deslizamiento si la fuerza que causan supera la fuerza que mantiene los neumáticos en la superficie de la carretera.

¿Por qué nos deslizamos?

Las fuerzas que pueden romper el agarre de los neumáticos en la carretera y provocar un deslizamiento son: 

  • exceso de velocidad 
  • brucos cambios de direccion (incluso en combinación con una velocidad que no es excesiva) 
  • frenado de repente 
  • severa aceleración

Es más fácil evitar un deslizamiento que corregirlo, así que siempre preste atención a las condiciones del camino y del clima. Use los frenos, la dirección, y el acelerador suavemente para evitar deslizarse.

Si usted empieza a patinar, su primera acción debe ser eliminar la causa. Si el exceso de velocidad es la causa (que es la más común) quite el pie del acelerador y dirijase sin problemas en la dirección del deslizamiento hasta que los neumáticos recuperen su control. Después gire de nuevo en su curso previsto.

¿Alguna vez se ha encontrado a si mismo frenando en una curva, simplemente porque era más cerrada de lo que pensaba?

No sólo los conductores novatos caen en esto - sino que son la causa principal de los accidentes de tránsito. Hay muchas maneras en que podemos utilizar el entorno para ayudarnos. Los más evidentes son las señales de tránsito, pero hay otras menos evidentes: la línea de los árboles, postes de iluminación o edificios.

Análisis de Punto Límite

Una forma útil de evaluar una curva es utilizar el análisis de punto límite. Este es el punto más lejando quepuede ver cuando se acerca a una curva, es decir, donde los lados izquierdo y derecho de la carretera se encuentran.

Para utilizar esta técnica, compruebe si el punto límite está cada vez más lejos. Si lo está y usted puede ver más adelante, entonces la velocidad debe estar bien. Por otra parte si se está haciendo más cercano, reduzca su velocidad hasta que el punto límite comience a moverse con usted y su vista se abra de nuevo. Esta técnica requiere un poco de práctica.